Archive | junio 2012

Rememorando la Guerra de la Independencia (Mercado Goyesco en Colmenar Viejo)

Este 4 de julio se cumplen 200 años de la batalla que tuvo lugar en el municipio de Colmenar Viejo. Vía de entrada desde la Sierra Norte hacia la Corte de Madrid, Colmenar era un punto estratégico. En la iglesia parroquial pernoctaba un destacamento de veinte soldados franceses. “El Empecinado” aunó las fuerzas independentistas para arrebatarles a los franceses esta plaza. Aunque los franceses, luego de recibir refuerzos, obligaron al Empecinado a replegarse esa alegría les duró poco, en agosto Madrid fue liberada.

El ejército francés de hoy no tiene desperdicio, hicieron las delicias de cuantos fuimos al encuentro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


El pajarito de Twitter

Imagen

Es un Rabilargo (Cyanopica Cyanus), lo estuve esperando toda la tarde y por fin lo pillé.

La luna de las carreteras.

Imagen

Cada vez que vuelvo de un viaje con las tarjetas de la cámara llenas y deseando descargarlas en el editor, pienso en aquella toma que creo ha hecho que valga la pena el llevar esos dos kilos y medio en mi cuello.  Cojo la cámara y viéndolas una a una, elimino, reviso, y cierro. Alzo la mirada, miro la carretera y sobre ella la luna que nos sigue, siempre espléndida.

La camisa del hombre feliz

ImagenImagenImagenImagenImagen

Fui testigo de la alegría.

Mi hermana es arquitecta urbanista. Yo necesitaba fotos para un libro de economía, el tema: oficios.

Tiraba fotos y mis modelos sonreían a la lente. No, no, hagan como que trabajan. Mi hermana decía ¿cómo que trabajan? ¡Estos hombre si que trabajan!

Bien…mientras les hago las tomas, hagan como que yo no estoy. Ellos sonreían y preguntaban ¿en qué canal sale el reportaje?

– No, yo escribo en un blog. Ahí publico las fotos, pero estas saldrán en un libro.

– ¿Nos traerá el libro?

– Si me dan libros les traeré.

Ellos ganan un jornal, yo soy freelance, de la misma camada vamos.

La oruga de Pandora.

Imagen

Todos somos oruga y todos somos mariposa.

Todos queremos defender lo más íntimo de nuestro ser y mostramos una cara que no es.

La oruga engaña también, muestra su cola cual cabeza, por si acaso.

Pero a todos se nos ve el plumero.

Agarrada de su cola en la hoja, con la luz del sol en su verdadero rostro son aún más hermosas.

Cuando ya son fuertes, cuando han madurado. Cuando por fin se gustan por completo, se muestran tal cual son: verdaderas y preciosas mariposas.

Entonces y por primera vez…vuelan.

¿Qué ocurra luego? ¿Qué se puede esperar?

Cuando uno es lo que es, con toda la fuerza del ser … nunca se sabe.  Se ha abierto la caja de Pandora.